.

PAGINA INICIAL WWW . JARDI . COM

 NORMAS GENERALES DE DISEÑO JARDINERO

UN JARDIN EN LA TERRAZA

Para aquellas personas que están obligadas a vivir en las ciudades, el único medio de estár en contacto con la naturaleza es convertir sus terrazas i balcones en pequeños y frondosos jardines, incorporando de esta forma un espácio de vida y color en los bloques de pisos y apartamentos que nos invaden.

Estos jardines en las alturas presentan grandes problemas de creación como son el viento, la orientación de la terraza, contenedores de cultivo, riegos..., y la solución de estos problemas hacen que una terraza se convierta en un verdadero oasis donde crecen cualquier tipo de plantas.

La primera pregunta que nos haremos es: Que situación tiene nuestro balcón o terraza?

Pensar que solo se puede plantar en terrazas orientadas al sur es un gran error, pues existen multitud de especies que necesitan una posición norte o noroeste y no vegetan o lo hacen en condiciones precarias en otras situaciones. Asi, el problema es saber la orientación de nuestra terraza i poder elegir con acierto las plantas que la rellenarán.

En segundo lugar, nos formularemos las preguntas: Cual es la dirección del viento dominante? Existen corrientes de aire?

La mayoria de las veces el que determinadas espécies se adapten o no dependerá de la respuesta; he aquí la importáncia de conocer la dirección y la velocidad del viento para poder protejerlo mediante la creación de paravientos de cristal o plástico.

Tercera... donde cultivaremos? En contenedores, jardineras, cubos de madera... Una vez resueltos los dos problemas anteriores... donde colocaremos las plantas?

Si la terraza es muy grande y está impermeabilizada podremos formar pequeñas rocallas aprovechando los rincones de la misma, pero siempre y cuando la impermeabilización sea correcta y nos aseguremos de que el drenaje de la misma no ocasionará molestias a los pisos inferiores; en el caso de no reunir todas las condiciones anteriores utilizaremos jardineras y grandes recipientes para que los sistemas radiculares se desarrollen sin dificultad.

Tanto si utilizamos unas u otras, procuraremos dejar libres los agujeros de drenaje para evitar problemas de asfixia radicular. En cuanto al material de los contenedores puede ser de barro, madera, de cemento hechas in situ o plástico, si bien uno de los inconvenientes que tiene el plástico, sobre todo si es negro, es que en verano se calienta mas, debido a que absorbe las radiaciones solares y se producen temperaturas mucho mas altas que en el ambiente. Es por esto que es recomendable de pintar blancas todas aquellas macetas o contenedores que estarán expuestas a la acción directa del sol.

El sustrato que utilitzaremos para llenar los recipientes en el momento de la plantación ha de ser de una consistencia media, rico en materia orgánica, con buena retención de agua y elementos nutritivos; una mezcla hecha de tierra vegetal, turba y estiercol bien compostado es la adecuada, añadir en el momento de la preparacion 3-5 gr. per litro de sustrato de un abono a ser posible de liberación lenta.

Por último hemos de solucionar el riego, y es de vital importancia ya que al tratarse de jardineras y tiestos con escasa capacidad de tierra, corremos el riesgo de que se sequen facilmente, poniendo en peligro la vida de las plantas al estar continuamente sometidas a periodos alternativos de sed o humedad.

Al tratarse de una jardinera adosada a las paredes de la terraza se puede instalar un sistema de riego por goteo.

Si los contenedores son de plástico es necesario vigilar más los riegos ya que al ser de paredes impermeables, no hay pérdidas por evaporación.

DISEÑO

PATROCINA WWW . JARDI . COM

©jardi@jardi.com